DAVID LÓPEZ GARCÍA (Cantabria)

DAVID LÓPEZ GARCÍA (Cantabria)
 

DAVID LÓPEZ GARCÍA (Fabricante de gaitas)
La gaita... ¿Un instrumento polifónico?     

Por Andrés Soberon (Corresponsal España)                                                                                  

En el Valle de Cabuérniga en Cantabria, donde los venados pastan sigilosos y esbeltos bajo las atentas alas de los halcones y los buitres… en un pueblo llamado Sopeña, vive David… un fabricante de gaitas muy especial. Siempre he sentido que por el sólo hecho de fabricar una gaita ya te conviertes en alguien especial, pero es que David no sólo hace gaitas gallegas, también las hace asturianas y es que no sólo las hace, sino que además las toca con determinación y autoridad. Pero es que también hace flautas traveseras y whistles de madera (agudos y graves) y como si todo esto fuera poco y como coronando su perfil de fabricante polifacético, David también ha desarrollado unos modelos de gaitas en otras tonalidades que no son las tradicionales e incluso se ha inventado una que ha bautizado como La Gaita de Cabuérniga.

Así es… tradicionalmente las gaitas, tanto en Asturias como en Galicia, han “cantado” en tres registros: La llamada Tumbal en Si bemol, la llamada Redonda en Do (Do sostenido) y la llamada Grillera en Re. Pues bien, David está haciendo hace ya varios años gaitas que amplían estos tonos con punteros afinados en Si, La, Sol, Fa y hasta Do grave y ha desarrollado una pieza para el roncón, a la que ha bautizado con el nombre de “suplemento”, para tener en una sola gaita la posibilidad de tocar (teniendo los punteros) en diferentes tonalidades. Tuve la ocasión de visitar a David varias veces en su taller de Sopeña y compartir con él momentos únicos e irrepetibles. Espero que con esta entrevista, que concedió amablemente para ChileCelta, puedan disfrutar de su taller y de su trabajo tanto como yo. 

 

CHILECELTA: David, ¿dónde naciste? 
En Sopeña de Cabuérniga, Cantabria. El 16 de julio del '72.

 
CHILECELTA: Tocas muy bien la gaita. ¿Con quién aprendiste a tocar y a qué edad?
Bueno, empecé a tocar a los 21 años en Madrid. Recibí clases en el Centro Gallego. Después de tres años vine a Cabuérniga y asistí varias veces a los cursos de gaita de Santiago de Compostela (Galicia Exterior).
 
CHILECELTA: ¿Tienes formación musical de alguna escuela o conservatorio?
Hice cinco años de solfeo en la Escuela Municipal de Cabezón de la Sal en Cantabria.
 
CHILECELTA: ¿Cuándo empezaste a hacer gaitas?, ¿Tuviste algún maestro?, ¿Te fijaste en algún constructor en especial? 
Empecé a hacer gaitas  cuando vine de Madrid en el año 96 y no tuve ningún maestro. Vi una gaita e intenté reproducirla. Luego me fijé en el trabajo de Antón Varela de Seivane de Corral y fui sacando mi propio modelo de gaita e investigando de forma autodidacta.
 
CHILECELTA: En tu taller tienes fotos con algunos de los gaiteros más importantes como Carlos Núñez, José Ángel Hevia… ¿Has trabajado con ellos?, ¿Les has hecho alguna gaita?
Si, Carlos Núñez tiene varios punteros y flautas (whistles) construidos por mí y a Hevia le hice una gaita asturiana hace dos años. Entre mis clientes por la parte gallega figuran un gran número de gaiteros y flautistas como Alberto Coya, Oscar Ibáñez, Pablo de Vigo, Xuxo Baamonde, Lorena Feijeiro, Cristian Silva, Agustín Sánchez, Pablo Seoane, Pedro Álvarez Fariñas, Álvaro Costas, etc. y por la parte asturiana, Marco Antonio Guardado, Jesús Fernández, Javier Menéndez, Pablo Carrera, Jorge Suárez, Llorián García, Rodrigo Fernández, Andrea Fernández Joglar, etc.
 
CHILECELTA: En las últimas ediciones del Trofeo Macallan (actual Macrimmon) fueron ganadores con punteros y gaitas de nuestro taller Edelmiro Fernández, Alberto Coya, Pedro Álvarez Fariñas, Raul Lacilla, Jesús Fernández, etc. Cuéntanos un poco ¿por qué has comenzado a hacer gaitas en tonalidades no tradicionales? 
Bueno, simplemente por curiosidad y necesidad de algunos gaiteiros por hacer cosas nuevas. La verdad es que es apasionante crear nuevas tonalidades.
 
CHILECELTA: ¿Crees que sería posible que una Banda de Gaitas llegue a tocar en un futuro próximo piezas de manera polifónica, como lo hace una orquesta de cámara o un coro?
Si, creo que será posible muy pronto. Pero todavía esta manzana necesita algo más de maduración por parte de los gaiteros y artesanos.
 
CHILECELTA: Los gaiteros siempre le piden muchas cosas a los fabricantes. Que si la pajuela… que si el roncón… que si esta nota está baja o alta… David, ¿Qué le pedirías tú a un gaitero y sobre todo si toca con una gaita hecho por ti?
La verdad es que a veces los artesanos se dejan influir por los gaiteros y la gaita va tomando una forma que a mí, personalmente, no me gusta. Se pierden muchas cosas importantes (estética, armónicos, presencia, etc.). Está bien escuchar consejos de los gaiteros, pero a veces algunos artesanos dan los pasos “pa trás” en vez de “paralante” me parece... Yo le pediría a los gaiteros que no manipulen las palletas. Hay que tener muy claras las cosas para hacer este tipo de operación y muy poca gente sabe de este tema...
 
CHILECELTA: Bueno David, en nombre de ChileCelta quiero agradecerte esta entrevista y desearte lo mejor en tu trabajo, difundiendo y desarrollando (nunca mejor dicho) el mundo de los instrumentos tradicionales. 
Cada vez toma más fuerza y sentido una frase que escuché ya hace muchos años: “gaitero no es quien más toca, sino quien más siente”  Saludos para todos… 

 

 Agradecemos a: David López García y Andrés Soberon por el tiempo que han dedicado en esta entrevista.