Oscar Ibañez (Galicia)

Oscar Ibañez (Galicia)

 

OSCAR IBAÑEZ
Al rescate de la tradición con nuevos sonidos(publicada en 2013)     
Por David Letelier P.                                                                                                                                            

Aunque su nombre no le resulte muy familiar a la mayoría de los folkies en Chile, este maestro de educación musical nacido en Pontevedra ha realizado el maravilloso trabajo de recopilar no menos de 8000 grabaciones sonoras de Galicia y ha estado involucrado en la formación de muchos gaiteros y músicos de la nueva generación incluso en nuestro país, recibiendo además mas de cuarenta premios en prestigiosos concursos de gaita, (convirtiéndose así en el gaitero gallego mas premiado tanto en digitación abierta como cerrada) y participado en diversas agrupaciones musicales. Hablamos de Oscar Ibáñez un nombre que sin duda hay que recordar y reconocer. CHILECELTA conversó con Oscar para conocer un poco más a fondo su vida y trabajo en estos confines del mundo tanto como músico e investigador quien ademas está presentando su primer disco en solitario que lleva por título “Alén do mar”.:

 

CHILECELTA: Oscar, primero agradecer enormemente tu disposición y tiempo al conversar con nosotros, cuéntanos como se inicia tu camino en la música, cuales han sido tus estudios y como fue que te encontraste caminando en la ruta del folk?

Soy Maestro en Educación Musical, Especialista Universitario en Música Tradicional Gallega, Especialista Universitario en Archivística, Grado Profesional LOE en la especialidad de gaita gallega y cursé estudios oficiales LOGSE de flauta de pico.

Comencé a tocar la gaita en 1984 con Laureano Mera en el grupo “Treboada” de Poio (Pontevedra), entre 1989 y 2004 formé parte de la "Agrupación Folclórica Celme" de Pontevedra con la que participé en numerosos festivales internacionales por toda Europa en los que entré en contacto con gaiteros asturianos, escoceses, irlandeses, bretones o búlgaros.

Pronto sentí que debía tomar mi propio camino así que comencé  a participar en los concursos de gaita gallega de mayor prestigio llegando a conseguir más de cuarenta premios.

En 1995 fundé el “Grupo de Música Tradicional Pai da Cana”, que aún dirijo en la actualidad y a partir de 1997 comencé a colaborar con la Secretaría Xeral da Emigración de la Xunta de Galicia impartiendo cursos de gaita y percusión en los centros gallegos de diferentes países de América Latina (entre ellos Chile), EE.UU., Reino Unido, Suiza y España.

 

Por mi formación e interés en la investigación, documentación musical y producción llevé a cabo diferentes proyectos como la creación del Archivo Sonoro del Servicio de Patrimonio Documental y Bibliográfico de la Diputación de Pontevedra (2004-2012), o la fundación de la ”Asociación de Toque Pechado de Pontevedra” en 2008, una iniciativa para la recuperación y difusión de las formas de expresión musical gaiteras propias e diferenciales de Pontevedra, la publicación de libros como “O Quinteto Monterrey de José Posada. Nos xardíns da Tropical” (Dos Acordes, 2009) y de diferentes discos de música tradicional, o la producción de espectáculos como “MUSGAFOL”, “Encontro de Gaiteiros Manuel Villanueva gaitas de fol do noroeste” e infinidad de conciertos.

Lejos de alejarme de la faceta artística todas estas experiencias, que tienen como elemento común el estudio de la música gallega, me han proporcionado un gran conocimiento de la misma bajo diferentes ópticas y por eso me han llevado a iniciar en este momento mi carrera artística en solitario con el CD “Alén do mar”.

 

CHILECELTA: Háblanos de “Alén do mar”, qué podemos encontrar en este disco?

“Alén do mar” está inspirado en el poema “O fillo de Celt” de Ramón Cabanillas, aclamado “Poeta da Raza”. En este poema el poeta cambadés nos presenta una ascendencia mitológica celta gallega vinculada a la tesis de Colón original de Galicia, defendida por Celso García de la Riega a finales del s. XIX y muy arraigada en Pontevedra aún en la actualidad y sobre la cual se ha escrito mucho.

El gran Celt caminando siempre hacia occidente, siguiendo la ruta del sol, condujo a su tribu hasta Galicia, la tierra bien amada que soñaran, y poniendo fin al largo viaje clavó su antigua y milagrosa espada en el suelo, emanando de la brecha un mar que separó las tierras y que dejó perdido tras el océano esa parte de mundo que algún día se llamaría América; perdida la memoria de tan extraordinario hecho en el transcurrir de los siglos, un día, un descendiente de Celt, Colón de Porto Santo, mirando al horizonte desde la ribera del Lerz, el sagrado río de Pontevedra, sueña con hermanos en un nuevo mundo…

Tras descubrir este poema me reconocí entre sus versos y asumí emocionado la tarea de hermanar musicalmente el Viejo y el Nuevo Mundo, por lo que “Alén do mar” es un trabajo elaborado a medio camino entre investigación y creación, un viaje sonoro que discurre por el Atlántico a través de las músicas de “ida y vuelta”, usando siempre la música gallega como hilo conductor con una visión universalista. La temática fundamental es el mestizaje cultural atlántico teniendo presente la masiva emigración gallega a América Latina entre 1850-1950. Para los romanos llegados a Galicia el océano Atlántico era el fin del mundo, de ahí Finisterre, pero con el descubrimiento del Nuevo Mundo este océano se convirtió en un puente de intercambio cultural que permitió el hermanamiento de todas las culturas.

De este modo el disco contiene una magnífica selección de melodías gallegas y latinoamericanas enriquecidas con elementos propios de la música celta, de este modo podremos escuchar “muiñeiras” y polcas junto a “xotas” aflamencadas, un “arin-arin” vasco a ritmo de rumba, un choro brasileño, un vals venezolano, una habanera, un tango, etc.

El disco se completa con un amplio libreto que contiene unos textos muy cuidados en los que explico el origen de cada tema así como historias de músicas y de músicos gallegos, que coma yo cruzaron el Atlántico, en los que me basé para realizar esta fusión multicultural que resultó de lo más natural y fresca.

En este disco colaboran los excelentes músicos de mi banda de directo “Tribo”, formada por Fernando Fraga, Harry Price, Carlos Calviño, Paco Dicenta y Andrés Vilán, al lado de otros magníficos músicos experimentados y de reconocimiento entre los que se encuentran los gallegos Javier Cedrón, Marcos Teira, Pedro Pascual, Xulio Abal, Alba Barreiro, Simón García, Carlos Castro, Luís Prego, Cristóbal Pascual, Xan Pampín, Moisés Fernández, María Rial y Pedro Rial, el gaditano Francisco Benítez, el navarro Íñigo Aguerri, el vasco Xabier Berasaluze “Leturia”, el irlandés Diarmaid Moynihan, el cubano Oscar Rodríguez, los brasileños Sergio Tannus y Paulo Silva, los argentinos Juan Rivero, Federico Santisteban, Nicolás Tabbush y Ángel Bonura y los venezolanos Pablo Camacaro y Néstor Gil.

Como podréis ver se trata de un trabajo muy ambicioso autoeditado y coproducido con el guitarrista vigués Carlos Calviño. El disco físico está distribuido por Inquedanzas Sonoras, www.inquedanzas.com, pero también está disponible en plataformas digitales como Amazon, iTunes o Spotify.

 

CHILECELTA: Hay un trabajo que realmente encuentro impresionante; Una enorme recopilación de piezas tradicionales de música gallega, cual fueron las razones y que te motivo para esto?

La creación de este Archivo Sonoro fue una iniciativa del Servicio de Patrimonio Documental y Bibliográfico de la Diputación de Pontevedra basada en la aprobación de la “Convención para la salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial” por la UNESCO en 2003. El proyecto comenzó en 2004 y tuve la gran suerte de formar parte del equipo durante 8 años, el resultado más de 9.000 grabaciones sonoras gallegas recopiladas en Galicia y en los países con gran presencia de emigración gallega como Cuba, Argentina, Venezuela o Brasil. En la actualidad el proyecto continúa y la documentación sonora está digitalizada y es consultable a través de una base de datos de libre acceso para la ciudadanía.

 

CHILECELTA: Además de tu vida como músico has colaborado en diferentes instancias y lugares en la formación de nuevos músicos (incluso en Chile y otros países de América del Sur) podrías comentarnos esa experiencia y saber cuando nos visitaras nuevamente?
En efecto a partir de 1997 comienzo a colaborar con la “Secretaría Xeral da Emigración da Xunta de Galicia” impartiendo cursos de gaita y percusión en los centros gallegos del exterior, así pues he desarrollado esta actividad en Santiago de Chile (CHILE), Lima (PERU), Caracas, Puerto Ordaz y Valencia (VENEZUELA), Curitiba (BRASIL), México (MÉXICO), Zürich y Ginebra (SUIZA), Nueva Jersey, Nueva York y Los Ángeles (EEUU), Londres (UK), La Habana y Santiago de Cuba (CUBA), Buenos Aires y Mar del Plata (ARGENTINA) y Barcelona (ESPAÑA). En casi todos los centros estuve más de una vez pero en algunos he repetido hasta tres y cuatro ocasiones como Buenos Aires, La Habana o Caracas. Esta experiencia a lo largo de los años ha sido maravillosa, me ha permitido estudiar la música de los gaiteros gallegos que emigraron a América Latina, estos repertorios estaban llenos de música tradicional de Galicia, géneros latinoamericanos (rumbas, habaneras, corridos, etc), pasodobles toreros y temas de moda de la radio o de bandas sonoras de películas. Esta experiencia fue fundamental para concebir mi nuevo CD “Alén do mar”, que como he dicho antes justamente se basa en todas esas relaciones de hermanamiento musical y mestizaje cultural atlántica.

En la actualidad sigo estando activo en este programa pero en los últimos años he viajado menos debido a la dificultad de conciliar esta actividad con la laboral, otros proyectos y la artística.

 

CHILECELTA: Ya hablando como músico Folk. En que bandas haz participado y cuales han sido los trabajos que más te han marcado?

Salvo los grupos de música tradicional mencionados y colaboraciones puntuales no he pertenecido a otras bandas folk, desde siempre he apostado por mi propia propuesta musical “Oscar Ibáñez & Tribo” porque tengo muy claro lo que quiero y creo en lo que hago; aunque no es nada fácil abrirse camino en el panorama musical gallego e internacional, con “Alén do mar” parece que tantos años de trabajo empiezan a dar sus frutos. No creo que haya una fórmula única pero con trabajo, constancia y perseverancia antes o después las cosas llegan, pero soy consciente de que lo más difícil será mantenerse.

En cuanto a trabajos que me hayan marcado podría darte una lista interminable, pero es cierto que siempre hay algunos especiales, entre ellos varios discos de Milladoiro (no sabría quedarme solo con uno), “EatsWind” de Andy Irvine y David Spillane, “Riverdance” de Jonh Whelan, “Bilbao 00:00 h” de Kepa Junkera…. También los trabajos de gaiteros como Gordon Duncan, Carlos Núñez o Patrick Mollard, solo por nombrar algunos de los grandes maestros gaiteros, o de artistas como Sharon Shannon o Eileen Ivers … En cuanto a grupos me parecen muy interesantes las propuestas de Berrogüetto, Solas, Lúnasa, Capercaille, Flook, La Bottine Souriante... Son muchos y solo estoy hablando de música “celta”, si hablásemos de otros estilos podría ampliar en mucho esta pequeña lista…

 

CHILECELTA: En 2011 participaste en el Festival Internacional Celta de Ortigueira en donde una banda de nuestro país se convertía en la primera banda de fuera de la península ibérica en llegar a la final de Runas y que lamentablemente no pudo viajar por no encontrar patrocinios. Hablo de Riveira, como se vivió entre los participantes del festival esa noticia?, Y saber además si conoces algunas agrupaciones de nuestro país y que opinas de ellas y del movimiento “celta” en Chile?

Siempre que hablamos de festivales de música “celta” lo primero que pensamos es que vamos a ver a grupos irlandeses, escoceses, bretones, gallegos, asturianos, etc, por lo que en Ortigueira 2011 había interés en escuchar la propuesta musical de Riveira al venir de Chile, la verdad es que fue una pena que no pudiesen participar, nos dejaron con la intriga.

En los últimos 20 años ha aumentado considerablemente el interés por la música “celta” en toda América Latina, que en la actualidad cuenta ya con un espacio propio gracias al interés y trabajo de numerosísimos músicos, la creación de nuevas bandas, escuelas, festivales y programas de radio, que junto con la apertura de numerosísimos Irish Pub, han generado una popularización y un mayor consumo de esta música.

Si no estoy mal informado solo en Chile hay más de 20 Irish Pub, unas 10 bandas de música Celta y cada vez más gaiteros de gaita gallega, asturiana, escocesa e irlandesa. En 1997 y 1998 estuve impartiendo cursos de gaita en Santiago, entre mis alumnos estaba Pedro Ortúzar, miembro de “Danzante Celta”, grupo que ya funcionaba por aquel entonces, o José Castaño, que vino más tarde a Galicia un mes entero a estudiar gaita conmigo, también en aquel momento entré en contacto con Andrés Soberón, maestro de gaita asturiana con el que entablé una buena amistad, y recientemente conocí al gaitero y flautista Paulo Bahamondes, miembro de “Ta’Fechu”, a quien impartí algunas aulas de gaita en agosto en Galicia. A través de mi participación en el Festival de Ortigueira 2011 también me interesé por conocer la propuesta de “Riveira”. Han pasado 16 años desde mi primera visita a Chile y el panorama de la música Celta en este país parece haber crecido notablemente, os auguro un mejor futuro.

 

CHILECELTA: Como vez el resurgimiento del folk “celta” a nivel mundial, las fusiones y nuevas miradas que se le da a esta música?

Creo que la música folk en general goza de buena salud y que en este momento está en pleno auge en todo el mundo, dado que cada día conquista nuevos espacios y consumidores desde Japón a América Latina. El público de la música folk en general es un público instruido, personas con conocimiento que están al día de las novedades y que saben apreciar la buena música y los espectáculos, por lo que no se les puede ofrecer cualquier cosa. Hace bastante tiempo que el folk “celta” dejó atrás los clichés tradicionales asociados a esa etiqueta, cada vez son más los artistas que fusionan esta música con el jazz, pop, rock, flamenco, música latina, música electrónica, rap, reggae, etc., lo que permite una mayor apertura y popularización de esta música y su entrada en nuevos circuitos internacionales. Parece que en este mestizaje globalizador, en el que no deben perderse las raíces ni las señas de identidad propias, junto con la gran calidad de los artistas y mejor música de las propuestas actuales reside gran parte de este éxito, que no debería cesar nunca.

 

CHILECELTA: En este momento, en que se encuentra Oscar Ibáñez? Prepara nuevo trabajo, tiene alguna visita programada para estos confines del mundo?

En este momento me encuentro en plena presentación y promoción de “Alén do mar” en solitario y con mi banda “Tribo”, con la que he actuado por toda la Península Ibérica, Bretaña e Italia. Tengo entre manos un proyecto con el fin de hacer una gira por dos países latinoamericanos, por lo que si todo sale bien, cara final de año podría presentar mi trabajo al otro lado del Atlántico. Esto en lo referido a mi faceta artística, paralelamente estoy preparando un par de trabajos sobre música gallega más etnográficos, que con seguridad saldrán a la luz en 2014.

 

CHILECELTA: Agradecemos muchísimo vuestro tiempo y gentileza además de tu música que revitaliza el celtismo y además el enorme aporte al folk en muchas de sus formas que has realizado, incluso en la formación de muchos músicos de Chile, siendo para CHILECELTA un verdadero honor incluir esta entrevista en nuestro portal, agradeciendo e invitándote a compartir unas ultimas palabras para nuestros lectores.

Quiero agradecer de corazón a CHILECELTA, en particular a David Letelier, la posibilidad de dar a conocer mi trabajo a través de este magnífico portal de música “celta” así como invitar a sus seguidores a que se enrolen en la carabela “Alén do mar” que capitaneo para surcar juntos el Atlántico en un viaje sonoro de “ida y vuelta” lleno de originalidad, imaginación y creatividad. 

 

 

 

 

Agradecemos a: Oscar Ibañez y ActosPro